Berliner Boersenzeitung - La realidad virtual se abre paso en Cannes

EUR -
AED 3.987017
AFN 77.869411
ALL 100.412136
AMD 420.250791
ANG 1.954036
AOA 920.877782
ARS 965.218555
AUD 1.636733
AWG 1.95658
AZN 1.849627
BAM 1.956036
BBD 2.189165
BDT 127.17537
BGN 1.959782
BHD 0.408949
BIF 3112.176134
BMD 1.085481
BND 1.463977
BOB 7.491905
BRL 5.608903
BSD 1.084231
BTN 90.115691
BWP 14.73078
BYN 3.548229
BYR 21275.431322
BZD 2.185464
CAD 1.484016
CDF 3050.202536
CHF 1.000585
CLF 0.035751
CLP 986.469223
CNY 7.861099
CNH 7.882748
COP 4195.107015
CRC 555.867181
CUC 1.085481
CUP 28.765252
CVE 110.278328
CZK 24.653887
DJF 193.043331
DKK 7.471046
DOP 63.847717
DZD 145.87063
EGP 51.153182
ERN 16.282218
ETB 62.296329
FJD 2.461492
FKP 0.86415
GBP 0.857105
GEL 2.942078
GGP 0.86415
GHS 15.774907
GIP 0.86415
GMD 73.568531
GNF 9320.126419
GTQ 8.422018
GYD 226.837415
HKD 8.478807
HNL 26.793238
HRK 7.576611
HTG 144.147421
HUF 384.325891
IDR 17416.545692
ILS 3.972042
IMP 0.86415
INR 90.158711
IQD 1420.271652
IRR 45671.621447
ISK 150.01764
JEP 0.86415
JMD 169.680507
JOD 0.769502
JPY 170.371743
KES 141.4871
KGS 95.474262
KHR 4422.534502
KMF 494.599921
KPW 976.932742
KRW 1483.531255
KWD 0.333254
KYD 0.903509
KZT 480.208037
LAK 23205.804625
LBP 97091.034301
LKR 324.789254
LRD 210.122064
LSL 20.060106
LTL 3.205144
LVL 0.656597
LYD 5.253635
MAD 10.814807
MDL 19.234325
MGA 4804.580676
MKD 61.627448
MMK 2276.87518
MNT 3744.909859
MOP 8.725054
MRU 43.137434
MUR 49.996042
MVR 16.78195
MWK 1879.827194
MXN 18.127323
MYR 5.114249
MZN 68.932104
NAD 20.060102
NGN 1593.986117
NIO 39.904823
NOK 11.487496
NPR 144.185426
NZD 1.773228
OMR 0.41755
PAB 1.084231
PEN 4.05329
PGK 4.213509
PHP 63.179894
PKR 301.615653
PLN 4.264167
PYG 8154.985601
QAR 3.952784
RON 4.978238
RSD 117.16106
RUB 99.457256
RWF 1425.772317
SAR 4.07034
SBD 9.199654
SCR 14.818791
SDG 652.374563
SEK 11.793265
SGD 1.465512
SHP 1.371452
SLE 24.800317
SLL 22761.998832
SOS 619.810126
SRD 35.033367
STD 22467.269053
SVC 9.487147
SYP 2727.303897
SZL 19.933409
THB 39.775328
TJS 11.687813
TMT 3.810039
TND 3.385345
TOP 2.56695
TRY 34.950436
TTD 7.36289
TWD 35.002973
TZS 2818.940694
UAH 43.51826
UGX 4125.498603
USD 1.085481
UYU 41.725043
UZS 13783.665877
VEF 3932212.63556
VES 39.620872
VND 27648.291388
VUV 128.870487
WST 3.042705
XAF 656.036288
XAG 0.035773
XAU 0.000465
XCD 2.933568
XDR 0.818999
XOF 656.036288
XPF 119.331742
YER 271.75061
ZAR 19.993978
ZMK 9770.63718
ZMW 28.937497
ZWL 349.5245
La realidad virtual se abre paso en Cannes
La realidad virtual se abre paso en Cannes / Foto: Alain JOCARD - AFP/Archivos

La realidad virtual se abre paso en Cannes

Desde la historia de una superheroína que protege de las burlas a una adolescente, en un mundo de tampones y vaginas, hasta meterse en la piel de un hombre en una sauna gay: estos son algunos de los proyectos en realidad virtual en liza en la primera competición de obras inmersivas de Cannes.

Tamaño del texto:

Ya en 2017, el Festival de Cannes presentó "Carne y arena", una pieza del mexicano Alejandro González Iñárritu en realidad virtual sobre los migrantes.

Pero esta vez, el certamen ha creado una competición específica para obras narrativas inmersivas, que mediante la realidad virtual o aumentada, permiten que los espectadores se transporten a otros cuerpos, a otras épocas.

Esta tecnología, todavía poco conocida del gran público, es "como un minicine individual donde se utilizan todos los medios técnicos en el casco [virtual] para sumergir al usuario en una historia", explica Arnaud Colinart, productor de Atlas V.

Entre los ocho proyectos en liza destaca "Traversing the Mist", del taiwanés Tung-Yen Chou, ambientado en una sauna gay. El espectador, que debe tener más de 18 años, avanza entre pasillos y espacios cerrados, repletos de usuarios desnudos, en posiciones sensuales, algunos mirando fijamente.

Otra historia en liza, "Maya: el nacimiento de una superheroína", de la creadora y activista Poulomi Basu, se centra en los problemas que enfrenta una chica cuando tiene la menstruación.

El espectador ayuda a la adolescente a encarar a los que se ríen de ella y para ello se sumerge en un mundo de lucha con monstruos, entre tampones y vaginas.

"La experiencia de cada niña para entrar en su feminidad y en el mundo de las mujeres es una experiencia que aísla, a veces es claustrofóbica, a veces es psicológicamente difícil", explica la directora.

La realidad virtual permite usar sus manos para luchar, disparar fuego a los malos, en un filme que "usa la historia del superhéroe casi como una sátira", apunta.

- "Poco comercial" -

En paralelo de las ocho aspirantes al premio a la mejor obra inmersiva, se pueden ver otras seis obras, realizadas hace varios años.

Es el caso de "Gloomy Eyes", de los argentinos Fernando Maldonado y Jorge Tereso, y cuya narración en español corre a cargo de Jorge Drexler y, en inglés, de Colin Farrell.

La obra, con una estética que recuerda al universo de Tim Burton, sumerge al espectador en la historia de un chico zombi que se enamora de una chica.

"Battlescar" del venezolano Martín Allais y el argentino Nico Casavecchia, también fuera de competición, recupera una estética punk para contar el encuentro en Nueva York entre Lupe, una puertorriqueña que quiere ser cantante, y Debbie, una joven que sale de un centro de detención.

El primer capítulo de esta obra fue presentado en el festival estadounidense Sundance, dedicado al cine independiente, en 2018.

Desde entonces, aunque la técnica ha avanzado mucho, todavía "está supercrudo", admite Allais.

"Faltan unos cuantos años para que realmente la tecnología permita que la creatividad no choque" con las limitaciones técnicas.

Y también queda trabajo por hacer que la realidad virtual se extienda al público en general, más allá de los festivales y los lugares de creación.

"Es un medio que, inevitablemente, ahora sólo existe por los festivales. Lo que ves aquí no es algo que sales a la calle y lo puedes consumir. Son piezas muy específicas para festivales, una experiencia muy única que, al final, todavía no es muy comercial", reconoce este cineasta venezolano instalado en España.

En su opinión, existe también una barrera tecnológica ya que siguen siendo minoritarias las personas que pueden permitirse este tipo de equipos, todavía bastante caros, para experimentar estas obras inmersivas.

Los especialistas confían, sin embargo, en que el hecho de estar en festivales de calado, como el de Venecia o el de Cannes, puede darle un impulso para acercar esta tecnología a más usuarios.

(U.Gruber--BBZ)