Berliner Boersenzeitung - La vida sin playa de un barrio obrero de Cancún

EUR -
AED 3.987017
AFN 77.869411
ALL 100.412136
AMD 420.250791
ANG 1.954036
AOA 920.877782
ARS 965.218555
AUD 1.636733
AWG 1.95658
AZN 1.849627
BAM 1.956036
BBD 2.189165
BDT 127.17537
BGN 1.959782
BHD 0.408949
BIF 3112.176134
BMD 1.085481
BND 1.463977
BOB 7.491905
BRL 5.608903
BSD 1.084231
BTN 90.115691
BWP 14.73078
BYN 3.548229
BYR 21275.431322
BZD 2.185464
CAD 1.484016
CDF 3050.202536
CHF 1.000585
CLF 0.035751
CLP 986.469223
CNY 7.861099
CNH 7.882748
COP 4195.107015
CRC 555.867181
CUC 1.085481
CUP 28.765252
CVE 110.278328
CZK 24.653887
DJF 193.043331
DKK 7.471046
DOP 63.847717
DZD 145.87063
EGP 51.153182
ERN 16.282218
ETB 62.296329
FJD 2.461492
FKP 0.86415
GBP 0.857105
GEL 2.942078
GGP 0.86415
GHS 15.774907
GIP 0.86415
GMD 73.568531
GNF 9320.126419
GTQ 8.422018
GYD 226.837415
HKD 8.478807
HNL 26.793238
HRK 7.576611
HTG 144.147421
HUF 384.325891
IDR 17416.545692
ILS 3.972042
IMP 0.86415
INR 90.158711
IQD 1420.271652
IRR 45671.621447
ISK 150.01764
JEP 0.86415
JMD 169.680507
JOD 0.769502
JPY 170.371743
KES 141.4871
KGS 95.474262
KHR 4422.534502
KMF 494.599921
KPW 976.932742
KRW 1483.531255
KWD 0.333254
KYD 0.903509
KZT 480.208037
LAK 23205.804625
LBP 97091.034301
LKR 324.789254
LRD 210.122064
LSL 20.060106
LTL 3.205144
LVL 0.656597
LYD 5.253635
MAD 10.814807
MDL 19.234325
MGA 4804.580676
MKD 61.627448
MMK 2276.87518
MNT 3744.909859
MOP 8.725054
MRU 43.137434
MUR 49.996042
MVR 16.78195
MWK 1879.827194
MXN 18.127323
MYR 5.114249
MZN 68.932104
NAD 20.060102
NGN 1593.986117
NIO 39.904823
NOK 11.487496
NPR 144.185426
NZD 1.773228
OMR 0.41755
PAB 1.084231
PEN 4.05329
PGK 4.213509
PHP 63.179894
PKR 301.615653
PLN 4.264167
PYG 8154.985601
QAR 3.952784
RON 4.978238
RSD 117.16106
RUB 99.457256
RWF 1425.772317
SAR 4.07034
SBD 9.199654
SCR 14.818791
SDG 652.374563
SEK 11.793265
SGD 1.465512
SHP 1.371452
SLE 24.800317
SLL 22761.998832
SOS 619.810126
SRD 35.033367
STD 22467.269053
SVC 9.487147
SYP 2727.303897
SZL 19.933409
THB 39.775328
TJS 11.687813
TMT 3.810039
TND 3.385345
TOP 2.56695
TRY 34.950436
TTD 7.36289
TWD 35.002973
TZS 2818.940694
UAH 43.51826
UGX 4125.498603
USD 1.085481
UYU 41.725043
UZS 13783.665877
VEF 3932212.63556
VES 39.620872
VND 27648.291388
VUV 128.870487
WST 3.042705
XAF 656.036288
XAG 0.035773
XAU 0.000465
XCD 2.933568
XDR 0.818999
XOF 656.036288
XPF 119.331742
YER 271.75061
ZAR 19.993978
ZMK 9770.63718
ZMW 28.937497
ZWL 349.5245
La vida sin playa de un barrio obrero de Cancún
La vida sin playa de un barrio obrero de Cancún / Foto: CARL DE SOUZA - AFP

La vida sin playa de un barrio obrero de Cancún

En Cancún, corazón del Caribe mexicano donde millones disfrutan del mar color turquesa y servicios turísticos de lujo, Yazmin y Rosalina trabajan duro para que, con suerte, sus familias puedan visitar la playa unas pocas veces al año.

Tamaño del texto:

Ambas residen en Villas Otoch Paraíso, una urbanización ubicada a unos 30 kilómetros del Boulevard Kukulkán, la fastuosa zona hotelera que mueve a esta ciudad fundada hace 53 años.

Solo en 2023 llegaron al aeropuerto de Cancún 32,7 millones de visitantes -63% extranjeros, según datos oficiales-, para visitar este balneario y otros vecinos como Playa del Carmen o Tulum.

Difícilmente alguno de ellos se animaría a visitar Villas Otoch, la urbanización fundada en 2007 y con unos 40.000 habitantes. Múltiples notas de prensa en internet refuerzan el estigma que carga como "el barrio más peligroso de Cancún".

Yazmin Terán recuerda el entusiasmo con que ella y su familia llegaron hace 15 años, procedentes de Oaxaca (sur), ilusionados por un trabajo "mejor pagado" para su esposo en el boyante sector turístico.

"Ves en la tele las playas, los lugares turísticos, la zona hotelera y dices ¡wow!, pero llegas aquí a Cancún y te encuentras que no todo es así. Lo bonito está allá en la zona hotelera", dice esta maestra de escuela de 41 años.

"Nosotros que vivimos aquí y que trabajamos casi no tenemos tiempo para ir a la playa, al mar, a disfrutar", añade Yazmin, cuyas escapadas playeras ocurren "unas cinco veces al año".

Otras familias obreras deben organizarse para hacer coincidir sus descansos y, si no tienen automóvil, arreglárselas con la escasa oferta de transporte.

Además, aunque las playas son públicas, en la práctica el acceso está restringido a los huéspedes de los hoteles.

- Un paseo caro -

"Ir a la playa también genera gastos (...) hay que comprar allá o llevar algo para comer", señala Terán, líder barrial que organiza actividades solidarias para apoyar a niños y ancianos.

En un cálculo rápido, estima que una familia precisa unos 500 pesos (30 dólares) para pasar un día de playa en la zona hotelera.

Un monto alto considerando el ingreso medio de Quintana Roo -estado donde queda Cancún- de 8.000 pesos mensuales (473 dólares), según el portal especializado Talent.com.

En temporada alta, una sola noche en un hotel cinco estrellas del Boulevard Kukulkán puede costar 2.000 dólares.

Los precios bajos de las casas en Villas Otoch fueron un imán para trabajadores del empobrecido sur mexicano -provenientes de estados como Chiapas o Tabasco- y de países como Guatemala o Cuba, que se emplearon en la construcción o servicios ligados al turismo.

Vistos desde el aire, los bloques simétricos que suman 14.000 viviendas, idénticas y de apenas 35 metros cuadrados, proyectan orden.

A ras de suelo, la estrechez de los espacios y el deterioro del mobiliario urbano saltan a la vista, en medio de un calor sofocante.

Problemas como la violencia intrafamiliar, pero sobre todo la presencia de expendedores de drogas, que atienden la demanda de la zona turística, no tardaron en aparecer.

Según autoridades y medios locales, la violencia repuntó desde 2018 por un aumento del flujo ilícito de armas y disputas entre los cárteles Jalisco Nueva Generación y Sinaloa, los más poderosos del país.

- "La última frontera" -

Mientras los padres salen a trabajar, muchos niños se quedan solos en casa o jugando en las calles. Un 40% no asiste a la escuela, comenta Sofía Ochoa, gestora cultural que trabaja en el barrio desde 2022.

Algunos son captados por pandillas de la zona. Experiencias como balaceras o abuso sexual son comunes entre los menores, señala Ochoa.

"Muchísimos [niños] no conocen la playa y la avenida cercana López Portillo, que conecta con el resto de la ciudad, les parece la última frontera", añade.

Ochoa y vecinas como Yazmin se organizan para rescatar espacios públicos de Villas Otoch, como parques abandonados, a merced de la delincuencia.

Para Rosalina Gómez, de 36 años, quien migró desde Chiapas huyendo de la pobreza y un padre violento, el principal contacto con el esplendor turístico de Cancún es su trabajo como empleada de limpieza del aeropuerto.

"A veces los turistas te dan propina, te regalan ropa, refresco o te agradecen porque está limpio el baño. Eso es lo que más me gusta", dice.

Madre de Perla del Mar, una niña de 15 años con parálisis cerebral, visitó la playa por última vez hace cuatro años. "No me siento cómoda en ir a divertirme a la playa sabiendo que tengo una hija postrada en una cama", señala.

Ricardo, su otro hijo de 17 años, se está especializando en alimentos y bebidas, y Rosalía espera que consiga trabajo en el turismo.

"Una vez que él termine sus estudios, yo dejo de trabajar y ya me dedico a ella. Si Dios nos permite", confía.

(A.Berg--BBZ)