Berliner Boersenzeitung - El BCE se prepara para abandonar su política de tasas negativas

EUR -
AED 4.000343
AFN 77.204987
ALL 100.234543
AMD 422.542664
ANG 1.96341
AOA 950.396427
ARS 1004.958841
AUD 1.618053
AWG 1.960944
AZN 1.850912
BAM 1.954895
BBD 2.199602
BDT 128.01077
BGN 1.957143
BHD 0.41057
BIF 3136.677486
BMD 1.089111
BND 1.463936
BOB 7.527586
BRL 5.909301
BSD 1.089406
BTN 91.042411
BWP 14.722323
BYN 3.565183
BYR 21346.577117
BZD 2.195904
CAD 1.4898
CDF 3093.075373
CHF 0.974425
CLF 0.03593
CLP 991.428618
CNY 7.908799
CNH 7.937486
COP 4337.929421
CRC 570.24139
CUC 1.089111
CUP 28.861444
CVE 110.214005
CZK 25.319677
DJF 193.556888
DKK 7.458821
DOP 64.380803
DZD 146.462387
EGP 52.325812
ERN 16.336666
ETB 62.945853
FJD 2.430623
FKP 0.839226
GBP 0.840303
GEL 2.956945
GGP 0.839226
GHS 16.831135
GIP 0.839226
GMD 73.814474
GNF 9382.658722
GTQ 8.448169
GYD 227.886311
HKD 8.503709
HNL 26.983515
HRK 7.523525
HTG 143.804783
HUF 392.101398
IDR 17613.104344
ILS 3.947243
IMP 0.839226
INR 90.990763
IQD 1427.152772
IRR 45851.576226
ISK 149.306721
JEP 0.839226
JMD 170.151272
JOD 0.771852
JPY 172.554945
KES 141.58426
KGS 92.82755
KHR 4472.909887
KMF 492.332799
KPW 980.200351
KRW 1507.460552
KWD 0.332953
KYD 0.907888
KZT 517.705216
LAK 24134.054969
LBP 97560.755238
LKR 330.530101
LRD 212.433659
LSL 19.726673
LTL 3.215862
LVL 0.658792
LYD 5.265612
MAD 10.702346
MDL 19.29325
MGA 4896.779262
MKD 61.520542
MMK 3537.390296
MNT 3757.433594
MOP 8.756909
MRU 43.11805
MUR 50.754619
MVR 16.775081
MWK 1889.060637
MXN 19.232803
MYR 5.092693
MZN 69.594188
NAD 19.726854
NGN 1763.118424
NIO 40.101813
NOK 11.77622
NPR 145.665933
NZD 1.801434
OMR 0.41927
PAB 1.089406
PEN 4.054161
PGK 4.264066
PHP 63.591031
PKR 303.481268
PLN 4.285263
PYG 8233.190572
QAR 3.971962
RON 4.96874
RSD 117.041297
RUB 96.277831
RWF 1426.553044
SAR 4.084867
SBD 9.211271
SCR 15.137903
SDG 654.556009
SEK 11.554478
SGD 1.464446
SHP 0.839226
SLE 24.883251
SLL 22838.118729
SOS 622.617637
SRD 32.34009
STD 22542.400396
SVC 9.532589
SYP 2736.424658
SZL 19.720057
THB 39.229434
TJS 11.602245
TMT 3.82278
TND 3.365443
TOP 2.567634
TRY 35.996041
TTD 7.396646
TWD 35.528436
TZS 2891.58982
UAH 44.984199
UGX 4025.174544
USD 1.089111
UYU 43.709776
UZS 13734.645095
VEF 3945362.093765
VES 39.703361
VND 27641.639145
VUV 129.301486
WST 3.053441
XAF 655.650626
XAG 0.03481
XAU 0.000442
XCD 2.943377
XDR 0.821727
XOF 655.653635
XPF 119.331742
YER 272.631766
ZAR 19.655907
ZMK 9803.306077
ZMW 28.188216
ZWL 350.693323
El BCE se prepara para abandonar su política de tasas negativas
El BCE se prepara para abandonar su política de tasas negativas / Foto: Daniel Roland - AFP/Archivos

El BCE se prepara para abandonar su política de tasas negativas

En un contexto de impacto cada vez mayor de la inflación en la economía, el Banco Central Europeo (BCE) se reúne el jueves para preparar la salida de su controvertida política de tasas de interés negativas.

Tamaño del texto:

Se espera que la reunión del Consejo de Gobierno del BCE, que se celebra excepcionalmente en Ámsterdam, marque un punto de inflexión histórico tras años de dinero barato y abundante.

Aunque son minoría en los órganos de decisión del BCE, los "halcones" -- partidarios de un endurecimiento del crédito-- lograron imponer su opinión de actuar con firmeza contra la inflación.

El momento es importante, ya que a la subida de los precios, agravada por la guerra de Ucrania y que erosiona el poder adquisitivo, se le suma el lento crecimiento de las economías de Francia y Alemania.

Un contexto de incertidumbre que pone al BCE ante una difícil elección. No subir las tasas de interés supondría el riesgo de alimentar un poco más la tendencia inflacionista, sobre todo a través de los aumentos salariales.

Pero subir las tasas demasiado rápido podría precipitar la recesión, al lastrar la capacidad de endeudamiento de los hogares y las empresas.

Aunque el choque de la inflación no es de la misma intensidad en todos los países de la zona euro, los gobernadores de los bancos centrales son todos partidarios de subir las tasas de interés.

Ahora parece imposible quedarse de brazos cruzados ante la inflación, que en mayo alcanzó el 8,1% en un año en la zona euro, el nivel más alto desde la introducción de la moneda única y cuatro veces superior al objetivo del 2% del BCE.

Las tasas de interés no se han subido desde 2011.

- Fin en julio de las compras netas de deuda -

Otros bancos centrales que se enfrentan a una inflación elevada, como la Reserva Federal de Estados Unidos y el Banco de Inglaterra, ya han iniciado un ciclo de subidas de tasas.

En cuanto al BCE, el comunicado de finales de mayo de la presidenta Christine Lagarde aclaró las intenciones del instituto.

En un discurso, la francesa consideró "apropiado que la política [monetaria] vuelva a parámetros más normales" ante una inflación que probablemente perdure.

La reunión del jueves debería poner fin a las compras netas de deuda en el mercado "a principios del tercer trimestre", es decir, a principios de julio, escribió Lagarde.

Esta sistema no convencional ha permitido mantener unas tasas de interés bajas en los últimos años, para que hogares, empresas y gobiernos pudieran financiarse en buenas condiciones.

La segunda etapa tendrá lugar en julio, con la decisión de poner fin a las tasas de interés negativas "a finales del tercer trimestre", añadió la exministra de Economía francesa.

En virtud de esta política, iniciada en 2014 y muy criticada, sobre todo en Alemania, los bancos pagan intereses (un -0,5% hasta la fecha) por los depósitos que tienen en los bancos centrales, una manera de alentarles a distribuirlos en forma de préstamos.

Para bajar esa tasas a cero, podría haber un aumento del 0,25% en julio seguido de otro 0,25% en septiembre, el escenario "de referencia", según Philip Lane, economista jefe del BCE.

Algunos "halcones" querrían que el BCE golpeara más fuerte desde el principio, con una subida de tasas de 50 puntos básicos ya en julio.

En cualquier caso, las nuevas previsiones económicas publicadas el próximo jueves, teniendo en cuenta la guerra de Ucrania, también definirán el tono del giro monetario.

Europa, más expuesta a las consecuencias de la guerra, tiene una "probabilidad muy alta" de entrar en una "recesión", advirtió en Fráncfort Jane Fraser, directora del banco estadounidense Citigroup, aunque sería una recesión "manejable", no estructural.

(K.Lüdke--BBZ)