Berliner Boersenzeitung - Dormirse como princesa, despertarse como reina: el vuelco vital de Isabel II en Kenia

EUR -
AED 3.979511
AFN 79.238928
ALL 103.851019
AMD 439.315824
ANG 1.950158
AOA 897.680247
ARS 911.911808
AUD 1.663124
AWG 1.950268
AZN 1.840054
BAM 1.956743
BBD 2.184853
BDT 118.757246
BGN 1.955528
BHD 0.408352
BIF 3091.818927
BMD 1.083482
BND 1.456916
BOB 7.477674
BRL 5.38361
BSD 1.082132
BTN 89.719077
BWP 14.935337
BYN 3.541567
BYR 21236.252796
BZD 2.181151
CAD 1.470681
CDF 3001.245641
CHF 0.951731
CLF 0.038447
CLP 1060.881167
CNY 7.795976
COP 4252.602962
CRC 556.47338
CUC 1.083482
CUP 28.712281
CVE 110.319197
CZK 25.29384
DJF 192.694666
DKK 7.454131
DOP 63.501196
DZD 145.563671
EGP 33.480686
ERN 16.252234
ETB 61.395462
FJD 2.464218
FKP 0.855345
GBP 0.855653
GEL 2.882341
GGP 0.855345
GHS 13.634698
GIP 0.855345
GMD 73.572754
GNF 9299.654499
GTQ 8.445149
GYD 226.39122
HKD 8.480313
HNL 26.721127
HRK 7.616983
HTG 143.811978
HUF 393.555409
IDR 17051.085771
ILS 3.898417
IMP 0.855345
INR 89.830704
IQD 1417.483288
IRR 45552.304208
ISK 149.314338
JEP 0.855345
JMD 169.011471
JOD 0.768226
JPY 162.421569
KES 157.648342
KGS 96.895816
KHR 4405.204816
KMF 492.279953
KPW 975.192137
KRW 1444.655661
KWD 0.333344
KYD 0.901726
KZT 487.40045
LAK 22585.179986
LBP 96909.353189
LKR 335.668709
LRD 206.73461
LSL 20.672966
LTL 3.199242
LVL 0.655388
LYD 5.23057
MAD 10.97109
MDL 19.279251
MGA 4899.406946
MKD 61.645285
MMK 2272.416377
MNT 3681.860701
MOP 8.722805
MRU 43.263905
MUR 49.569305
MVR 16.690082
MWK 1821.494851
MXN 18.507362
MYR 5.159547
MZN 68.802738
NAD 20.67278
NGN 1766.79105
NIO 39.829935
NOK 11.469462
NPR 143.550522
NZD 1.775892
OMR 0.417098
PAB 1.082132
PEN 4.099976
PGK 4.125027
PHP 60.875992
PKR 302.035982
PLN 4.32239
PYG 7895.879031
QAR 3.944413
RON 4.96776
RSD 117.186173
RUB 99.734844
RWF 1380.965685
SAR 4.063446
SBD 9.182713
SCR 15.624591
SDG 651.172485
SEK 11.201015
SGD 1.456953
SHP 1.374127
SLE 24.647115
SLL 21398.775561
SOS 619.207594
SRD 38.279144
STD 22425.895768
SVC 9.468477
SYP 14087.392111
SZL 20.838237
THB 38.911638
TJS 11.876054
TMT 3.803023
TND 3.380194
TOP 2.56861
TRY 33.830327
TTD 7.346474
TWD 34.300336
TZS 2757.216496
UAH 41.286383
UGX 4263.094343
USD 1.083482
UYU 42.281162
UZS 13509.512171
VEF 3905134.266798
VES 39.033034
VND 26699.71222
VUV 130.239777
WST 2.970178
XAF 656.273352
XAG 0.048149
XAU 0.000532
XCD 2.928165
XDR 0.815301
XOF 656.279412
XPF 119.331742
YER 271.249626
ZAR 20.860323
ZMK 9752.679601
ZMW 25.131114
ZWL 348.880854
Dormirse como princesa, despertarse como reina: el vuelco vital de Isabel II en Kenia
Dormirse como princesa, despertarse como reina: el vuelco vital de Isabel II en Kenia

Dormirse como princesa, despertarse como reina: el vuelco vital de Isabel II en Kenia

La princesa Isabel estaba en la profundidad de la selva de Kenia en medio de una aventura única, observando la fauna salvaje desde las copas de los árboles, cuando su padre falleció y ella se convirtió en reina de la noche a la mañana.

Tamaño del texto:

El mundo se despertó el 6 de febrero de 1952 con la muerte de Jorge VI, que sucumbió durante la noche ante un cáncer de pulmón en la residencia real de Sandringham en Norfolk.

Su hija y heredera al trono de 25 años no supo de la noticia hasta ahora después, cuando pudo ser localizada a miles de kilómetros de casa en medio de la jungla de los montes Aberdare.

Kenia, entonces una antigua colonia británica, fue la primera escala en la gira por la Commonwealth en la que Isabel II se había embarcado con su marido, el príncipe Felipe, en sustitución de su padre enfermo.

La pareja real se tomó una noche libre de sus compromisos oficiales para observar animales desde un cabaña colgada de un árbol en la profundidad de la selva. Fue durante esa noche en el hotel Treetops cuando el rey falleció y la princesa se convirtió en reina.

"Por primera vez en la historia del mundo, una joven chica trepó a un árbol un día como princesa y, después de tener lo que ella describió su experiencia más emocionante, bajó del árbol el día siguiente como reina", habría escrito en el libro de visitas Jim Corbett, naturalista y cazador que acompañaba ese día a Isabel y Felipe.

- "La experiencia más maravillosa" -

Aunque no fue hasta después de abandonar la cabaña que el duque de Edimburgo trasladó la noticia a su mujer, la historia arraigó y el hotel se convirtió en el lugar donde una princesa se convirtió en reina.

Abierto por primera vez en 1932 como un alojamiento para visitantes ricos e intrépidos, Treetops estaba colgado en una enorme higuera con vistas a una balsa de agua. En ese tiempo no había nada por el estilo.

Escondrijo privado entre ramas en la remota selva africana, Treetops ofrecía a la élite una oportunidad de encontrar de cerca y en seguridad a los animales salvajes.

Isabel y Felipe escribieron una lista con los animales que vieron. Esa hoja de papel todavía está hoy enmarcada en el hotel.

Grandes manadas de elefantes, con "unos 40" ejemplares, fueron vistos en la balsa, junto a babuinos y antílopes.

También "rinocerontes toda la noche" y "en la mañana, dos toros luchando", se lee en esa lista fechada en el 5 y 6 de febrero y firmada por los príncipes.

Un asistente de la pareja real, encargado de escribir y agradecer la estancia a los propietarios del hotel, describió una "tremenda experiencia de ver el juego salvaje en su entorno natural" y un día y una noche "repletos de interés".

"Estoy bastante seguro que esta es una de las experiencias más maravillosas que la Reina o el Duque de Edimburgo han tenido nunca", reza la carta también enmarcada en Treetops y con fecha del 8 de febrero de 1952.

- Memorias olvidadas -

Dos años después de la histórica visita, el hotel ardió en lo que se rumoreaba como un ataque de los rebeldes anticolonialistas Mau Mau.

Un nuevo hotel y mucho más grande se construyó en unos soportes de madera elevados en el lado contrario de la balsa respecto a la ubicación original, donde sigue en pie hoy en día.

La visita real y la leyenda que lo acompaña lo han convertido en uno de los hoteles más famosos del mundo.

Los huéspedes adinerados pueden pasar la noche en la Suite Princesa Isabel, leer los recuerdos de la visita real en el comedor o contemplar un retrato de la reina colocado entre los colmillos de un elefante abatido por cazadores en los 1960.

Isabel y Felipe regresaron en 1983 a un Treetops muy cambiado respecto a 31 años antes. La pareja también había cambiado: las ropas de safari fueron sustituidas por un elegante vestido hasta las rodillas para la reina y americana y corbata para el duque de Edimburgo.

Durante muchos años, una placa recordaba el lugar donde pasaron la noche en que la princesa se convirtió en reina. Pero ahora no queda rastro de ella, guardada en un almacén cuando Treetops cerró sus puertas en el comienzo de la pandemia.

Dos años después, con la reina preparando la celebración de su Jubileo de Platino, sigue cerrado como un icono desvanecido de un tiempo pasada.

(A.Berg--BBZ)