Berliner Boersenzeitung - En Reino Unido, los residuos se transforman en productos de valor

EUR -
AED 3.916271
AFN 76.716892
ALL 101.25829
AMD 419.966182
ANG 1.920575
AOA 892.509968
ARS 926.009653
AUD 1.654966
AWG 1.919376
AZN 1.813754
BAM 1.957507
BBD 2.151656
BDT 116.951974
BGN 1.954472
BHD 0.40185
BIF 3053.791334
BMD 1.06632
BND 1.451679
BOB 7.379434
BRL 5.576947
BSD 1.065619
BTN 88.956964
BWP 14.800905
BYN 3.487408
BYR 20899.867243
BZD 2.148053
CAD 1.463391
CDF 2991.026809
CHF 0.972015
CLF 0.037065
CLP 1022.749847
CNY 7.723247
CNH 7.733852
COP 4173.970068
CRC 535.166628
CUC 1.06632
CUP 28.257474
CVE 110.361227
CZK 25.249389
DJF 189.763681
DKK 7.460938
DOP 62.884831
DZD 143.519178
EGP 51.456318
ERN 15.994796
ETB 60.549495
FJD 2.427956
FKP 0.856001
GBP 0.861117
GEL 2.84172
GGP 0.856001
GHS 14.333498
GIP 0.856001
GMD 72.402015
GNF 9161.073738
GTQ 8.288227
GYD 222.954401
HKD 8.352323
HNL 26.30894
HRK 7.549715
HTG 141.363922
HUF 394.309064
IDR 17289.201913
ILS 4.006485
IMP 0.856001
INR 88.9533
IQD 1396.004128
IRR 44852.073727
ISK 150.489513
JEP 0.856001
JMD 166.084815
JOD 0.755702
JPY 164.948469
KES 140.135807
KGS 94.920049
KHR 4330.796463
KMF 493.252807
KPW 959.688155
KRW 1473.531301
KWD 0.328821
KYD 0.888066
KZT 475.490135
LAK 22722.599446
LBP 95428.412063
LKR 321.847611
LRD 206.010572
LSL 20.41999
LTL 3.148565
LVL 0.645006
LYD 5.199485
MAD 10.795613
MDL 19.085462
MGA 4698.096416
MKD 61.603714
MMK 2237.830247
MNT 3678.803532
MOP 8.597597
MRU 42.336213
MUR 49.615438
MVR 16.474824
MWK 1847.21064
MXN 18.178033
MYR 5.101301
MZN 67.71879
NAD 20.420003
NGN 1147.093506
NIO 39.224569
NOK 11.735403
NPR 142.331103
NZD 1.801286
OMR 0.410512
PAB 1.065629
PEN 3.976067
PGK 4.049531
PHP 61.297926
PKR 296.57159
PLN 4.306643
PYG 7883.800196
QAR 3.881935
RON 4.97577
RSD 117.24583
RUB 100.124642
RWF 1374.098119
SAR 4.000193
SBD 8.999921
SCR 15.343666
SDG 624.863694
SEK 11.628612
SGD 1.45165
SHP 1.347242
SLE 24.36253
SLL 22360.196058
SOS 609.405733
SRD 36.816798
STD 22070.666085
SVC 9.324042
SYP 2679.160774
SZL 20.486863
THB 39.439432
TJS 11.642251
TMT 3.742782
TND 3.359964
TOP 2.550264
TRY 34.772597
TTD 7.236242
TWD 34.780684
TZS 2750.416122
UAH 42.428295
UGX 4060.540511
USD 1.06632
UYU 40.915676
UZS 13530.797923
VEF 3862799.339345
VES 38.703859
VND 27137.837823
VUV 126.595654
WST 2.989543
XAF 656.529448
XAG 0.037725
XAU 0.00045
XCD 2.881782
XDR 0.809206
XOF 656.523286
XPF 119.331742
YER 266.952954
ZAR 20.333327
ZMK 9598.155169
ZMW 27.3606
ZWL 343.354527
En Reino Unido, los residuos se transforman en productos de valor
En Reino Unido, los residuos se transforman en productos de valor

En Reino Unido, los residuos se transforman en productos de valor

Cosméticos con poso de café, vestidos con botellas de plástico recicladas o muebles de diseño con fibra de agave. En el Reino Unido se multiplican las iniciativas para transformar desechos en productos valiosos.

Tamaño del texto:

Cada día, Drew Wrigh pedalea a través de Londres visitando 25 salones de té y cafeterías para recoger por cuenta de Upcircle un centenar de kilos de poso de café que estarían destinados a terminar en la basura.

La sociedad creada hace seis años por Anna Brightman y su hermano Will fabrica productos de belleza a partir de los restos del café, infusiones de manzanilla y huesos de aceitunas en polvo, entre otros.

La pareja procede de los rangos directivos de multinacionales, explica Anna a AFP. Pero "yo quería hacer alguna cosa que fuera más cercana a mis aspiraciones".

"Mi hermano tuvo la idea de Upcircle simplemente preguntando por curiosidad al café donde iba a diario qué hacían con todo el poso. Se quedó estupefacto al saber que todo iba al vertedero y que además tenían que pagar por ello", relata.

Desde entonces, Anna y Will se han hecho un nombre como "el hermano y la hermana algo locos que recorren Londres para recuperar los restos de café".

"La gente empezó a contactarnos por todo tipo de residuos" y "trabajamos actualmente con 15 ingredientes", entre ellos el agua resultante de la fabricación de concentrado de zumo de frutas, ramos de flores descoloridos lanzados por los floristas o restos de la decocción de especias.

Pagan para recuperar algunos ingredientes pero no todos. El café, por ejemplo, es gratuito, aunque la logística para recogerlo es compleja y costosa.

Cada año se lanzan medio millón de toneladas de café en los vertederos británicos. Upcircle se enorgullece de haber reciclado hasta ahora 400 toneladas.

Y eso que cuando Anna y su hermano pidieron consejo a los veteranos de la industria cosmética, la respuesta fue que belleza y desechos no rimaban.

- "Ni desagradables ni sucios" -

Pero para la empresaria es importante transmitir el mensaje de que "estos ingredientes no son ni desagradables ni sucios".

Según ella, "el público joven en particular está más abierto a la idea de la economía circular" que reutiliza productos y materiales, "porque por razones evidentes están más concernidos por el futuro del planeta".

Barbara Scott-Atkinson, la química encargada de formular los productos de Upcircle, asegura que el poso de café es mejor para los cosméticos que el café molido bruto "porque ha sido calentado, está húmedo y tiene todavía más antioxidantes".

Todos los materiales recuperados son enviados a la fábrica de la sociedad en Bridport, un pueblo a tres horas al suroeste de Londres.

El sitio desprende un aroma de aceites esenciales de cítricos, uno de los compuestos del exfoliante fabricado ese día. La preparación es muy simple: poso de café mezclado con azúcar y aceites esenciales, a lo que se añade manteca de karité batida y un conservante natural.

La mezcla se embotella en recipientes de cristal y se distribuye por todo el Reino Unido a un ritmo de 3.000 unidades semanales.

La demanda crece rápidamente, especialmente en Estados Unidos, explica Upcircle que rechaza dar cifras concretas sobre sus ventas o expansión.

La empresa debe ahora lidiar con numerosos competidores que también reutilizan residuos alimentarios, como Wildefruit, Frank Body o el gigante Body Shop. Y, como consecuencia, el poso de café empieza a ser un producto preciado.

"Ahora hay cafés que nos preguntan si podemos compartir la semana con otra empresa que también quiere reutilizar el poso", asegura Brightman.

- Repensar el lujo -

Ante el agotamiento de recursos del planeta, empresarios y creadores del mundo imaginan nuevas formas de crear valor con todo tipo de residuos.

La exposición "Waste Age" ("La época de los residuos") del Museo de Diseño de Londres arroja luz sobre la reutilización de fibras de agave en mesas, bancos o hamacas vanguardistas realizado por el creador mexicano Fernando Laposse, formado en la prestigiosa escuela de arte Central Saint Martins.

Él utiliza mazorcas multicolores de su México natal para idear mesas o esmaltes, entre otras creaciones que alimentan una economía circular y generan empleos locales.

En el Reino Unido, "reciclamos un 15% de nuestros residuos, el resto es incinerado o lanzado al vertedero", indica Gemma Curtin, curadora de la exposición.

La cantidad de plásticos y productos químicos producidos por la humanidad es tan grande que los científicos llaman a fijar con urgencia límites de producción. La ONU, por su parte, abordará del 28 de febrero al 2 de marzo en Nairobi un posible tratado o acuerdo sobre el plástico.

La exposición muestra sillas fabricadas a partir de viejos refrigeradores, canastas decoradas con redes de pesca recuperadas en el mar o el trabajo de diseñadoras de moda como Stella McCartney o Phoebe English, que usan botellas de plástico recicladas.

Para Curtin, esto permite reflexionar sobre "nuestra concepción de lo que es lujo".

La última sala de Waste Age está dedicada a muebles o bloques de construcción con vasos de bebidas para llevar. Solo en Reino Unido, cada año se lanzan a la basura 2.500 millones de estos vasos revestidos de una capa de plástico que los hace no reciclables.

(A.Lehmann--BBZ)