Berliner Boersenzeitung - Jóvenes rusos "sin futuro" de Rostov del Don protestan con miedo contra la guerra

EUR -
AED 3.931539
AFN 75.621895
ALL 100.232512
AMD 414.610392
ANG 1.925048
AOA 914.641261
ARS 967.444549
AUD 1.602121
AWG 1.926678
AZN 1.82389
BAM 1.955849
BBD 2.156654
BDT 125.503146
BGN 1.95818
BHD 0.40301
BIF 3071.376984
BMD 1.070377
BND 1.447136
BOB 7.380185
BRL 5.814398
BSD 1.068127
BTN 89.193736
BWP 14.395361
BYN 3.495488
BYR 20979.385849
BZD 2.152954
CAD 1.466363
CDF 3050.57435
CHF 0.95639
CLF 0.036076
CLP 995.457951
CNY 7.772332
CNH 7.803519
COP 4456.311698
CRC 558.313994
CUC 1.070377
CUP 28.364986
CVE 110.267764
CZK 24.956054
DJF 190.174767
DKK 7.465241
DOP 63.04158
DZD 143.800604
EGP 51.014279
ERN 16.055652
ETB 61.631245
FJD 2.400588
FKP 0.83982
GBP 0.845914
GEL 3.00245
GGP 0.83982
GHS 16.182406
GIP 0.83982
GMD 72.518447
GNF 9195.230479
GTQ 8.288208
GYD 223.335598
HKD 8.355758
HNL 26.420662
HRK 7.512373
HTG 141.573549
HUF 396.821217
IDR 17637.187719
ILS 4.020421
IMP 0.83982
INR 89.443846
IQD 1399.235072
IRR 45049.488876
ISK 149.214612
JEP 0.83982
JMD 166.344169
JOD 0.75858
JPY 171.059601
KES 138.323467
KGS 92.864507
KHR 4403.110364
KMF 492.962459
KPW 963.339286
KRW 1487.171273
KWD 0.328339
KYD 0.890122
KZT 497.142461
LAK 23479.588516
LBP 95649.597459
LKR 326.158175
LRD 207.325197
LSL 19.119879
LTL 3.160545
LVL 0.647461
LYD 5.17813
MAD 10.637567
MDL 19.119479
MGA 4836.121217
MKD 61.536542
MMK 3476.542188
MNT 3692.800165
MOP 8.584815
MRU 42.062054
MUR 50.136856
MVR 16.487805
MWK 1851.946419
MXN 19.386125
MYR 5.044728
MZN 68.177694
NAD 19.119879
NGN 1592.72109
NIO 39.320986
NOK 11.313712
NPR 142.709577
NZD 1.749353
OMR 0.41161
PAB 1.068127
PEN 4.064802
PGK 4.166104
PHP 63.013485
PKR 297.469856
PLN 4.328741
PYG 8040.201528
QAR 3.895698
RON 4.979932
RSD 117.058434
RUB 94.352365
RWF 1402.435152
SAR 4.017427
SBD 9.049442
SCR 15.71353
SDG 643.296837
SEK 11.248837
SGD 1.450579
SHP 1.352367
SLE 24.455224
SLL 22445.268968
SOS 610.4153
SRD 32.964436
STD 22154.639278
SVC 9.346234
SYP 2689.35435
SZL 19.111479
THB 39.288222
TJS 11.354085
TMT 3.757023
TND 3.349284
TOP 2.525822
TRY 35.14973
TTD 7.248182
TWD 34.653076
TZS 2803.770277
UAH 43.202683
UGX 4005.100388
USD 1.070377
UYU 42.071055
UZS 13500.338386
VEF 3877496.294765
VES 38.884603
VND 27246.442183
VUV 127.077251
WST 2.997713
XAF 655.973442
XAG 0.036234
XAU 0.000461
XCD 2.892747
XDR 0.81062
XOF 655.973442
XPF 119.331742
YER 267.969228
ZAR 19.231102
ZMK 9634.679752
ZMW 27.210682
ZWL 344.660902
Jóvenes rusos "sin futuro" de Rostov del Don protestan con miedo contra la guerra
Jóvenes rusos "sin futuro" de Rostov del Don protestan con miedo contra la guerra

Jóvenes rusos "sin futuro" de Rostov del Don protestan con miedo contra la guerra

En una plaza céntrica de Rostov del Don una manifestación clandestina de jóvenes protesta contra la invasión de Ucrania, sin acercarse demasiado entre ellos, mirándose de reojo y atemorizados por los controles de la policía.

Tamaño del texto:

A primera vista en la plaza no hay ninguna concentración política. Sin embargo, estos jóvenes de una ciudad relativamente cercana a la frontera con Ucrania fueron convocados mediante la plataforma Telegram para protestar contra la guerra.

Después de una hora esperando, los manifestantes comienzan a reconocerse entre ellos y se acercan a hablar, reuniéndose en pequeños grupos. Sin ninguna pancarta ni ninguna consigna que los delate.

Pero la policía controla los documentos de quienes se quedan demasiado tiempo en un mismo sitio y también las acreditaciones de los periodistas, que además son fotocopiadas. En cuanto un reportero intenta sacar un micrófono algún agente vestido de civil se acerca.

Lejos de la situación de las grandes ciudades rusas como Moscú o San Petersburgo, donde hubo grandes protestas contra la guerra, pese a que la policía detuvo a cientos de personas, en esta localidad los manifestantes son pocos y están aterrorizados.

Con un café en mano, una joven pareja acepta hablar en cámara. "Si, por favor hablemos", dijo Nikolai Kovaschevich, de 30 años, técnico de un teatro.

- "No va a haber mañana" -

"Si amenazamos al mundo con nuestras armas nucleares, es un camino que no lleva a ninguna parte. Esto significa que no vamos a ningún lado. Que no hay futuro, que no va a haber nacimiento de niños, que no va a haber mañana", afirmó con el rostro lleno de emoción.

A su lado su pareja, Margarita Khaishbasheva, una joven de 29 años que tiene un canal de video en las redes sociales, señala la plaza semivacía.

"Todo el mundo está muy intimidado. Todo el mundo puede terminar preso o recibir duras multas que no pueda pagar", contó.

"Vivimos en un estado policial. La gente vive bajo el terror", se lamentó con la voz quebrada.

Un poco más lejos, Anton está parado solo. Prefiere no dar su apellido por motivos de seguridad. Antes de hablar con la AFP este estudiante de Literatura Inglesa de 23 años, pide una prueba de que el reportero trabaja para un medio, ya que teme que sea una trampa de la policía.

Después, pese a que un hombre con la cabeza rapada cubierta por un gorro negro se acerca y mira la escena sin disimulo y que un agente de policía efectúa un control de identidad, el estudiante permanece en su lugar y decide hablar.

"En mi círculo nadie está de acuerdo (con la invasión rusa contra Ucrania). Nadie quiere que la gente muera, pero solamente algunos de nosotros estamos dispuestos a hacer algo, a hablar, a ayudar. Los otros no", se lamenta el joven, originario del territorio ucraniano separatistas de Lugansk, a 200 kilómetros al norte de Rostov.

Nikola Zima, de 18 años, estudia Comercio. Cuando todavía era menor, participó en asambleas de apoyo al opositor ruso envenenado y actualmente preso Alexei Navalni.

El joven se declaró "listo para la guerra" si su país se lo pide. "Si somos atacados, sí, estoy listo para ir (...) pero no contra Ucrania y contra pueblos hermanos".

"Es una guerra insensata y estoy en contra. No puedo ser indiferente", agregó, sin dejar de otear la plaza.

Irina Aroyan, de 52 años, es la única en portar una pancarta. Se desplazó con su hijo adolescente y tiene un lazo con los colores azul claro y amarillo de la bandera ucraniana.

"Yo tengo vergüenza de mi país, de mi ejército, que no protege a nadie, que ataca a otro país", suspiró.

Antes era periodista independiente pero ahora se desempeña como profesora de inglés de jóvenes para poder "sobrevivir". En sus cursos les habla de política.

"Lamentablemente en Rusia solamente hay propaganda", se lamentó.

De sus diez alumnos, ocho se declararon a favor de la guerra, contó.

"Lamentablemente, en los jóvenes un 80% son víctimas de esta propaganda. No saben nada de lo que pasa en el mundo", indicó.

(A.Lehmann--BBZ)