Berliner Boersenzeitung - En Israel, el efecto bumerán del programa de espionaje Pegasus

EUR -
AED 3.976817
AFN 79.63706
ALL 103.809202
AMD 438.726736
ANG 1.946373
AOA 900.281451
ARS 907.128497
AUD 1.652764
AWG 1.948889
AZN 1.837943
BAM 1.955973
BBD 2.180593
BDT 118.530507
BGN 1.955883
BHD 0.407925
BIF 3084.730717
BMD 1.082716
BND 1.452109
BOB 7.462662
BRL 5.344828
BSD 1.079996
BTN 89.613661
BWP 14.784311
BYN 3.533813
BYR 21221.233207
BZD 2.176993
CAD 1.460064
CDF 2988.296297
CHF 0.951513
CLF 0.038049
CLP 1049.887811
CNY 7.787864
COP 4249.876765
CRC 554.44915
CUC 1.082716
CUP 28.691973
CVE 110.274776
CZK 25.320936
DJF 192.317048
DKK 7.454305
DOP 63.265608
DZD 145.447863
EGP 33.45257
ERN 16.24074
ETB 61.237529
FJD 2.45016
FKP 0.857822
GBP 0.856602
GEL 2.863772
GGP 0.857822
GHS 13.521199
GIP 0.857822
GMD 73.297019
GNF 9282.908643
GTQ 8.423513
GYD 226.130046
HKD 8.467884
HNL 26.660363
HRK 7.611596
HTG 143.105329
HUF 387.296707
IDR 16940.174223
ILS 3.983437
IMP 0.857822
INR 89.811345
IQD 1414.79275
IRR 45506.552402
ISK 148.905894
JEP 0.857822
JMD 169.09499
JOD 0.767637
JPY 162.826436
KES 158.076429
KGS 96.826926
KHR 4402.430925
KMF 492.971757
KPW 974.42371
KRW 1442.004622
KWD 0.333173
KYD 0.89998
KZT 486.993171
LAK 22534.997669
LBP 96721.474108
LKR 336.469827
LRD 206.396799
LSL 20.527961
LTL 3.196979
LVL 0.654924
LYD 5.221463
MAD 10.904767
MDL 19.374718
MGA 4908.43512
MKD 61.630463
MMK 2268.001052
MNT 3684.138835
MOP 8.70117
MRU 43.037973
MUR 49.55302
MVR 16.670896
MWK 1818.061166
MXN 18.453597
MYR 5.188918
MZN 68.748069
NAD 20.528223
NGN 1739.188308
NIO 39.752422
NOK 11.343502
NPR 143.385711
NZD 1.749523
OMR 0.416775
PAB 1.079996
PEN 4.087668
PGK 4.114365
PHP 60.551434
PKR 301.858859
PLN 4.31825
PYG 7879.698515
QAR 3.941626
RON 4.976923
RSD 117.201834
RUB 99.615261
RWF 1376.922061
SAR 4.06031
SBD 9.215272
SCR 14.717398
SDG 650.712493
SEK 11.214165
SGD 1.454526
SHP 1.368013
SLE 24.697332
SLL 21383.64042
SOS 618.789764
SRD 38.648657
STD 22410.03479
SVC 9.449838
SYP 14077.255052
SZL 20.427811
THB 38.86755
TJS 11.831021
TMT 3.789506
TND 3.385669
TOP 2.55797
TRY 33.586873
TTD 7.33565
TWD 34.166732
TZS 2755.511919
UAH 41.724099
UGX 4204.372707
USD 1.082716
UYU 42.222573
UZS 13331.874002
VEF 3924146.723494
VES 39.248193
VND 26634.813107
VUV 130.080104
WST 2.967294
XAF 656.015154
XAG 0.047263
XAU 0.000534
XCD 2.926094
XDR 0.815272
XOF 656.015154
XPF 119.331742
YER 269.406776
ZAR 20.489856
ZMK 9745.742464
ZMW 24.651185
ZWL 348.634104
En Israel, el efecto bumerán del programa de espionaje Pegasus
En Israel, el efecto bumerán del programa de espionaje Pegasus

En Israel, el efecto bumerán del programa de espionaje Pegasus

El uso del programa de ciberespionaje israelí Pegasus generó grandes controversias en varios países, pero ahora, como un efecto bumerán, también impacta a Israel, con sospechas de espionaje a personalidades locales.

Tamaño del texto:

En julio de 2021, un consorcio de medios internacionales reveló que los teléfonos de al menos 180 periodistas, 600 políticos, 85 activistas de derechos humanos y 65 jefes de empresas habían sido espiados gracias al programa Pegasus de la sociedad privada NSO, considerada como un "arma" por el Ministerio de Defensa israelí.

De hecho, la exportación del programa requiere la aprobación de la Agencia de Control de Exportaciones de Defensa (DECA, por sus siglas en inglés), que autoriza la venta a gobiernos extranjeros --no a empresas o particulares-- de esta tecnología, que permite acceder a los datos de un teléfono inteligente e incluso controlar la cámara o el micrófono.

Desde estas revelaciones, la empresa NSO repite que ha obtenido las licencias para exportar sus programas informáticos y que éstos, destinados a luchar contra el terrorismo y la delincuencia, pueden haber sido "desviados" de su uso previsto por algunos clientes.

Desde mitades de enero, la prensa israelí --en particular el diario económico Calcalist-- reveló que el programa no solo se usó en el extranjero, sino también por la policía en Israel, pese a que no tenía orden judicial para controlar a distancia los teléfonos de los ciudadanos.

Mientras que las ventas de Pegasus "se multiplicaban en el extranjero, hubo una suerte de normalización de su uso por parte del gobierno israelí", dijo a la AFP Eitay Mack, un abogado que trata de regular el uso de Pegasus en Israel.

El lunes Calcalist publicó los nombres de las personas cuyos teléfonos habrían sido infiltrados por el programa. Entre ellas figuran personas que están en el centro del juicio por corrupción del ex primer ministro Benjamin Netanyahu.

"Después de leer Calcalist, empezamos a pensar que tal vez este país no es democrático", escribió el martes la columnista política Sima Kadmon en las columnas de Yediot Aharonoth, el periódico más vendido de la prensa israelí: "Si el Estado realmente funciona así (...) estamos como en la Rumanía de Ceausescu o el Chile de Pinochet.

- Testigos -

El lunes, el ministro de Seguridad pública, Omer Bar-Lev, pidió crear una "comisión de investigación gubernamental" sobre el uso sin autorización judicial de herramientas de ciberespionaje.

Por su parte, el primer ministro, Naftali Bennett, prometió "una respuesta" de su gobierno y Netanyahu reclamó la creación de una "comisión de investigación independiente".

El diario Calcalist afirma que el programa Pegasus era usado de manera habitual para obtener informaciones y que fue utilizado sin autorización judicial contra Avner Netanyahu, uno de los hijos del ex primer ministro, consejeros de éste, así como periodistas y alcaldes.

También fue usado para espiar a los supuestos protagonistas del "caso 4.000", también conocido como el caso "Bezeq".

En este caso, se acusa a Netanyahu de haber intentado hace unos años asegurarse una cobertura favorable por parte del sitio de noticias Walla.

A cambio, habría concedido favores gubernamentales que podrían haber hecho ganar millones de dólares a Shaul Elovitch, entonces jefe del grupo de telecomunicaciones israelí Bezeq, del que forma parte Walla.

Según la prensa israelí, los teléfonos de dos ex directores generales del Ministerio de Comunicaciones --y testigos del fiscal en este caso--, ejecutivos y jefes de Bezeq, así como periodistas del sitio web Walla, fueron infiltrados sin orden judicial por Pegasus.

El ministro de Finanzas, Avigdor Lieberman, defendió su solución personal publicando en las redes sociales una foto suya con un teléfono... sin conexión a Internet.

(U.Gruber--BBZ)